lunes, 24 de abril de 2017


ALGUNOS CONCEPTOS SOBRE EL SOPORTE NUTRICIONAL

Qué es el soporte nutricional

El soporte nutricional es un método para el aporte de nutrientes, bien de modo total o parcial con el fin de complementar la ingesta vía oral.



Esta estrategia de intervención nutricional puede realizarse principalmente mediante dos sistemas
-a través de la vía oral: con suplementos orales

-a través de accesos enterales (sonda nasogástrica: desde la nariz al estómago; nasoentérica: desde la nariz a algún segmento del intestino delgado,  o gastrostomía: un acceso directo al estómago)



De qué depende la elección de una u otra vía

Por lo general, la primera  vía de elección ante un signo de alarma (falta de apetito, pérdida de peso, ingesta escasa, etc.) es la suplementación oral.

En los casos donde el ingreso de nutrientes por vía oral es muy escaso o no se logran cubrir  los requerimientos nutricionales pese a otras intervenciones como enriquecimiento, fraccionamiento de la dieta e inclusión de suplementación oral, la vía de elección en segundo lugar suele ser un acceso enteral.


Suplementación oral

Ventajas

-incrementa el aporte energético/proteico (o de algún otro nutriente específico)

-se administra por vía oral

-existen diversas presentaciones (polvo, líquido) y sabores, lo que permite ajustar el aporte según las preferencias de cada persona

- es posible repartir a lo largo del día la toma del mismo


Desventajas

-es de consumo voluntario. Por lo que el aporte nutricional programado por los profesionales, se ve condicionado por la capacidad de ingesta, aceptación y tolerancia individual.

-según el producto y la forma de administración, puede aumentar la sensación de saciedad retrasando o anulando otras comidas por vía oral.

Sugerencias útiles:
En caso de empleo de
suplementos en polvo: valorar la posibilidad de dividir el total de medidas indicadas por el equipo médico, y mezclarlo en preparaciones donde puedan ser miscibles.





En caso de empleo de suplementos líquidos o tipo pudding: fraccionar la cantidad total de suplemento indicado en 6 a 8 tomas diarias de volumen pequeño siempre separando su toma de otras comidas. Puede ser un buen recurso utilizar periodos de tiempo más largos entre comidas para tu toma: tras la cena, almuerzo, etc.

Recordar que estos suplementos deben tomarse de a pequeños sorbos, preferentemente después de las comidas y no como sustituto de ninguna de ellas.


  • En caso de saturación del sabor: valorar otros sabores del mismo producto indicado por el equipo médico. En los productos líquidos de sabor vainilla o neutros, puede ser útil agregar unas gotitas de esencia de vainilla, canela, café o cacao en polvo para modificar el sabor original.
  • Otras recomendaciones y alternativas:                                                                                         
           - temperatura: mantener frío en la nevera antes de consumirlo o bien, consumirlo como    helado; se puede colocar la dosis total del día en una cubitera y llevar al congelador; dividir la cantidad de cubitos a consumir después de cada comida para lograr el aporte deseado.


Bibliografía:
  • Garriga M, Horrisberger A, Ruiz de las Heras A, Catalán N, Fernández G, Suarez M, Porras N, Monje L. Guía de Práctica Clínica para el manejo nutricional de personas con Fibrosis Quística (GPC-FQ). Rev Esp Nutr Hum Diet. 2017; 21(1): 73-96. doi: 10.14306/renhyd.21.1.229
  • Solomon M, Bozic M, Mascarenhas MR. Nutritional Issues in Cystic Fibrosis. Clin Chest Med 2016 Mar;37(1):97-107

miércoles, 25 de enero de 2017

¿HAY QUE PERDER PESO SI TIENES FIBROSIS QUÍSTICA?

Como se conoce hasta ahora, la fibrosis quística (FQ) se trata de una patología en la que cuesta mucho aumentar peso, pero no a todas las personas con FQ les cuesta de la misma forma, y hay algunas que, o tienen un metabolismo más bajo y acumulan mejor las calorías que toman o no tienen alguna patología asociada relacionada con la pérdida de peso como puede ser la diabetes relacionada con FQ o la insuficiencia pancreática.

En Marzo de 2016 se demostró en un artículo publicado por Baker JF et al. en la revista inglesa Joint Bone Spine, que tener una mayor obesidad, repercute en una peor función pulmonar (1).
Sin embargo, en personas con FQ con bajo peso, si tienen una ganancia relativa de peso, tiene una asociación positiva con el FEV1%, esto es, que mejora el FEV1%, mejora su función pulmonar. Pero una pérdida mayor o igual a un 2% de peso tiene una repercusión significativa negativa en la función pulmonar. Se publicó en un artículo de una revista Brasileña llamada Brazilian Journal of Medical and Biological Research (2). Con ello, se recomienda mantener un peso saludable en relación a la actividad física que se practica, estatura, edad y sexo, ya que mejoraría la función pulmonar y no perder peso de forma aislada sin consultar con nuestro endocrino y/o nutricionista, ya que afecta de forma negativa a la función pulmonar. En el caso que necesitásemos perder peso, consultamos a nuestro endocrino y/o nutricionista si nuestro peso es elevado.

También se ha demostrado que para tener un adecuado estado de salud, hay que practicar ejercicio físico y que ofrecer unas pautas verbales y escritas en el ejercicio aeróbico, juntos con una supervisión telefónica, tienen un impacto positivo sobre la práctica de ejercicio físico regular tanto en niños como en adolescentes. Esto lo reflejó la doctora del Centro Universitario Franciscano, UNIFRA, de Santa María en Brasil y su equipo.(3). De esta forma también mejoramos nuestra capacidad pulmonar y composición corporal.

En el centro hospitalario de los Ángeles, la prevalencia de sobrepeso y obesidad es significativamente alta y un número importante de los pacientes tenían insuficiencia pancreática. En esta población, tanto el sobrepeso como la obesidad no se asoció con la mejora de función pulmonar, según una Doctora de los Angeles que lo publicó en la revista de Pediatric Pulmonology (4).

Pero si hablamos de Índice de Masa Corporal, IMC=Peso (en kilogramos) / Talla (en metros)2, ¿qué valores serían más recomendados para tener un peso saludable?. Valores de IMC de 22 kg/m2 en mujeres y de 23 kg/m2 en hombres se asocian a una función pulmonar con afectación sólo moderada (FEV1 mayor al 60%) lo que implica que, alcanzar y mantener este peso sería razonable y nuestro objetivo terapéutico como nutricionistas (5,6,7)




Bibliografia
1. Joint Bone Spine. 2016 Mar;83(2):207-11. doi: 10.1016/j.jbspin.2015.04.021. Epub 2015 Dec 8. Body composition, lung function, and prevalent and progressive bone deficits among adults with cystic fibrosis. Baker JF, Putman MS, Herlyn K, Tillotson AP, Finkelstein JS, Merkel PA.
2. Marta Cano Megías, Pablo Guisado Vasco, Olga González Albarrán, Adelaida Lamas Ferreiro, Luis Máiz Carro. Association of the relative change in weight and body mass index with lung function in teenagers and adults with cystic fibrosis: Influence of gender and diabetes Vol. 63. Núm. 04. Abril 2016 doi: 10.1016/j.endonu.2015.06.009
3. Hommerding PX, Baptista RR, Makarewicz GT, Schindel CS, Donadio MV, Pinto LA, Marostica PJ Effects of an educational intervention of physical activity for children and adolescents withcystic fibrosis: a randomized controlled trial.Respir Care. 2015 Jan;60(1):81-7. doi: 10.4187/respcare.02578. Epub 2014 Aug 19.
4. Hanna RM1, Weiner DJ. Overweight and obesity in patients with cystic fibrosis: a center-based analysis.Pediatr Pulmonol. 2015 Jan;50(1):35-41. doi: 10.1002/ppul.23033. Epub 2014 Apr 23.     
5. Lai HJ. Classification of nutritional status in cystic fibrosis. Curr Opin Pulm Med 2006; 12(6):422-7.
6. Vendrell M, De Gracia J, Olveira C y cols. Normativa SEPAR: diagnóstico y tratamiento de las bronquiectasias. Arch Bronconeumol 2008. En prensa.
7. Matel JL et al. Nutritional Management of Cystic Fibrosis. JPEN. 2012; 36(1): 60S-70S

  
Este post ha sido realizado por la Dietista-Nutricionista Nuria Porras



martes, 27 de septiembre de 2016


1.POST:


AYUDEMOS A REDUCIR LA INFLAMACIÓN COMIENDO DE MANERA SALUDABLE

 

Es conveniente tener en cuenta que la alimentación influye en el estado inmunológico de nuestro organismo, y por consiguiente en los procesos inflamatorios. Las personas con FQ son susceptibles a padecer episodios relacionados con la inflamación como la tos, las expectoraciones mucosas,…etc.


Para poder ayudar a paliar los efectos inflamatorios, debemos hacer que nuestra dieta esté compuesta por alimentos saludables, alimentos sanos y sin procesar.


Hay que elegir preferentemente alimentos moduladores de la inflamación o con alto poder anti-inflamatorio, que han confirmado su eficacia en muchos estudios de investigación por su alto contenido en anti-oxidantes, en ácidos grasos omega-3, en enzimas, en fitonutrientes, en fermentos, en vitaminas, etc.


Entre ellos destacan la piña, las cerezas, la granada, los cítricos, los tomates, los pimientos, la calabaza, la cebolla, el ajo, el puerro, la cúrcuma, el jengibre, los frutos secos, las setas, el té verde, y el cacao.

Las grasas: se recomienda tomar alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, (recordar los post anteriores)

 



como el salmón salvaje, las sardinas, el arenque, las anchoas, la linaza, las semillas de cáñamo y las nueces. Además, otras grasas anti-inflamatorias podemos encontrarlas en el aceite de oliva virgen extra, el aceite de aguacate, el aceite de linaza, el aceite de semillas de cáñamo y el aceite de nuez.

Las frutas y verduras son ricas en antioxidantes que reducen la inflamación. Las frutas (piña, cerezas, la granada y los cítricos) verduras con alto contenido en antioxidantes son importantes, especialmente las cebollas, tomates, la calabaza, el  puerro, el ajo, los pimientos y las verduras de hojas verdes. Son ricas en carotenoides para la lucha contra la inflamación, en vitamina K y  vitamina E y los frutos secos.

Las hierbas y especias incluyen compuestos para combatir la inflamación. La cúrcuma, el orégano, el romero, el jengibre y el té verde contienen polifenoles y bioflavonoides que reducen la inflamación y limitan la producción de radicales libres.

Algunas especias con mayores propiedades antiinflamatorias son las pimientas y las especias derivadas de ellas, tales como la pimienta de cayena. Todas las pimientas contienen capsaicina, que es un potente inhibidor de la sustancia P, un neuropéptido asociado con procesos inflamatorios.

Incluir proteínas saludables que tiene efecto anti-inflamatorio. Hay una diferencia en el contenido de grasas saturadas y ácidos grasos omega-3, en el contenido de la carne de ganado alimentado con grano versus la carne de una res alimentada con pasto, siendo esta última la opción más saludable para una dieta anti-inflamación. Además, los huevos ecológicos tienen un mejor perfil de ácidos grasos anti-inflamatorios que los huevos de granjas industriales.

utilizar Alimentos frescos, de temporada, limitando los de origen industrial




2. POST:


IDEAS PARA ALIVIAR LA TOS Y LOS RESFRIADOS


 


La tos es un síntoma frecuente en las personas con FQ motivo de preocupación para los padres, es una causa importante de visita al médico y  puede afectar a la calidad de vida. Varios remedios, incluida la miel,  se han usado para aliviar síntomas de la tos.  (Cuidado con los pacientes con diabetes con mal control ya que  no se recomienda el consumo de miel porque es rico en frutosa)

.



 

1.-Jugo natural de cebolla, limón y miel

 

Preparación: Cocer media cebolla en agua, durante unos minutos, añadir el jugo de medio limón y dos cucharaditas de miel, procesar la mezcla y tomar calentito. Si la miel es de tomillo, romero o eucalipto, aún mejor.

Se puede dar varias veces al día, especialmente por la noche antes de acostarse. No en menores de un año.

 

2.-Té de ajo

Un  muy conocido fortalecedor del sistema inmunológico, el ajo es antibacteriano y antiviral y es excelente para combatir los resfriados, la tos y la gripe. Una de las mejores maneras de tomar ventaja de las propiedades curativas del ajo es bebiendo té de ajo fresco. Si prefieres endulzado con un poco de miel cruda.

Pelar 2 a 3 dientes de ajo fresco y ligeramente aplastarlos con un lado de un cuchillo ancho. Añadir a 2 tazas de agua y llevar a ebullición. Baje el fuego y cocine a fuego lento durante otros 15 minutos. Colar el ajo y permita que el té se enfríe a la temperatura de la boca. Agregar la miel cruda, una pizca pequeña de pimienta de cayena y unas gotas de zumo de limón. Bebe tanto como se desee.

 

 3.-Jarabe de cebolla roja y miel cruda para la tos

Un remedio casero maravilloso para los adultos o los niños que sufren de tos, utiliza miel pura y cebollas rojas para hacer un jarabe suave y sabroso para la tos. Lavar, pelar y cortar la cebolla entera horizontalmente. Comenzando con la base de la cebolla, colocar las rodajas en un recipiente alternando con capas de miel cruda. Continúe agregando capas de cebolla y la miel hasta que la cebolla entera se reconstruyó en el recipiente. Tapar y dejar que la cebolla dulce permanecer en el tazón  durante  por de 12-15 horas o toda la noche.

Aldía siguiente, habrá alrededor de una taza o más de jarabe dulce en el recipiente. El jarabe para la tos contiene una serie de nutrientes, vitaminas y minerales de la cebolla y la miel para ayudar a combatir la infección y aliviar los dolores de garganta y calmar la tos. Tome una cucharada según sea necesario. No tiene sabor a cebolla.

 

4.-Miel y limón para el dolor de garganta

Una mezcla de jugo de limón fresco y miel cruda proporciona un alivio calmante para el dolor de garganta y ayuda a detener el cosquilleo que estimula la tos. La miel cruda, con todos sus componentes, incluyendo la jalea real, propóleos y polen de abeja es rica en nutrientes y enzimas que matan las bacterias y los virus.

La vitamina C y los antioxidantes encontrados en limones frescos estimulan el sistema inmunológico, acelerando la curación. En conjunto, estos dos remedios caseros son una fuente inagotable para superar un resfriado y el dolor de garganta. Mezcle el jugo de 1/2 limón con 2 a 3 cucharadas de miel y disfruta durante todo el día, según sea necesario

 

BIBLIOGRAFÍA

*      [Cochrane Database Syst Rev. 2012]


*      Allergologia et Immunopathologia Volume 44, Issue 2, March–April 2016, Pages 99–105 Mediterranean diet and childhood asthma F.M. Calatayud-Sáeza, et al.

 

 

lunes, 5 de septiembre de 2016

Bocadillos saludables

En esta entrada del blog os queremos proponer distintas opciones saludables de bocadillos que pueden tomarse en comidas, meriendas y cenas. Un bocadillo es una opción muy adecuada si incluye ingredientes saludables. Especialmente para las meriendas son mejor opción que la bollería industrial.

Distintas alternativas para los rellenos de los bocadillos nos las presenta la Dietista-Nutricionista, Natalia Moragues, en su web http://nataliamoragues.com/40-rellenos-de-bocadillos-saludables-alternativos-al-fiambre/

En distintos momentos de la vida, una persona con Fibrosis Quística puede necesitar aumentar la ingesta de calorías de los platos que forman parte de la dieta.

Para enriquecer estos bocadillos saludables podemos:

- utilizar pan integral con semillas
- añadir un chorrito de aceite de oliva a los ingredientes o sobre el pan

- cambiar el queso fresco por queso curado
¡¡Recordar antes de comer el bocadillo tomar siempre las enzimas pancreáticas!!


Hemos seleccionado algunos ejemplos de bocadillos cuyos ingredientes tienen un alto valor calórico, por ejemplo: atún, salmón ahumado, nueces, aguacate.

  • Tomate, atún y alguna hoja verde: lechuga, rúcula, canónigos, hojas de espinacas



  • Salmón ahumado, lechuga y aguacate o guacamole


  • Queso de untar, nueces y pasas


  • Hummus de brócoli y almendras


  • Tapenade (crema de aceitunas, anchoas, alcaparras y aceite) con queso


domingo, 31 de julio de 2016

Ideas cómo hidratarse en verano


En Fibrosis Quística, mantenerse bien hidratado es fundamental. (link a http://alimentacionfibrosisquistica.blogspot.com.es/2013/07/agua-y-sal-dos-aliados-para-tu-salud.html). Para ello, la bebida de preferencia será el agua. El exceso de calor y sudoración propios del verano hacen más fácil sufrir deshidratación debido también a que nos cuesta beber agua, por ello te sugerimos algunas ideas para reponer líquidos de forma saludable.



Sopas frías: El verano ya está aquí y entre las preparaciones que suelen volverse frecuentes se encuentran las sopas y cremas frías, que no sólo pueden resultar una alternativa muy sabrosa y fresca sino también, son platos recomendables para esta época del año. Por ejemplo puedes tomar  un gazpacho de sandía.




Gazpacho de sandía

Ingredientes (para 4 personas)


·         250 g de sandía limpia

·         250 g de tomates maduros

·         1 pimiento verde

·         1 diente de ajo

·         100 g de pan duro

·         agua

·         sal

·         1 cucharada de vinagre balsámico

·         2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración

1.      Lavar bien los tomates y, con ayuda de una puntilla, retirar la piel y las semillas.
2.      Lavar el pimiento y retirar la cabeza así como las semillas.
3.      Cortar el tomate y pimientos en trozos regulares y colocarlos en la batidora.
4.      Pelar un diente de ajo, retirar el germen, y añadir a la batidora. Triturar hasta obtener una masa homogénea.
5.      Cortar el pan en trozos regulares y colocarlos en un cuenco con agua fría hasta que se haya reblandecido, aproximadamente 10 minutos. Escurrir el pan del agua e introducirlo en el vaso de la batidora junto con la sandía limpia de pepitas y troceada y el vinagre. Triturar de nuevo.
6.      Probar y sazonar al gusto. Agregar el aceite de oliva virgen extra y triturar a máxima potencia durante unos cinco minutos.
7.      Comprobar el espesor y la textura. Si lo queremos más líquido, agregar agua al gusto. Si tiene restos de pieles, etc., pasarlo por un colador fino. Cuando esté a nuestro gusto, introducir el gazpacho en la nevera y dejar que se enfríe bien antes de servirlo.


Sugerencia: Para aumentar el valor calórico de la receta, se pueden añadir picatostes o pan frito  (unos cuadraditos de pan fritos  en aceite de oliva virgen extra).



Smoothies, licuados , granizados, batidos caseros e infusiones con hielo: Las bebidas elaboradas a base de fruta ocupan un lugar importante en el día a día de muchos. Estos adquieren protagonismo en verano y nos ayudan a cubrir nuestras necesidades nutricionales de forma divertida y refrescante. Ya sea en forma de limonada de jengibre, limón y menta, smoothie de piña, mango y bebida de coco o de batido de yogur y mango.


Limonada de jengibre, limón y menta

Ingredientes (para 4 personas)


·         1 trocito de jengibre pelado

·         Jugo de 2 limones o limas

·         1L de agua mineral

·         1 ramita de menta fresca

·         2 Kiwis

·         Cubitos de hielo



Elaboración

1.      Pelar y cortar 1 kiwi

2.      Realizar el zumo de 2 limas

3.      Pelar y cortar un trocito de jengibre

4.      Incorporar todos los ingredientes en una jarra, la fruta, el jengibre, el agua fría, los cubitos de hielo, el zumo de lima y una ramita de menta fresca.

5.      Servir bien fría la limonada


Sugerencia: En lugar del kiwi se puede optar por una fruta fresca y de temporada como  fresas, sandia, mango, etc. Además  a la limonada se le  puede añadir azúcar moreno para endulzarla.



Helados caseros: esta vez para mostraros otras maneras bien lucidas de presentar fruta en verano. Os presentamos unos polos de fruta fresca, maravillosamente refrescantes y sencillos de hacer.


Polos de kiwi y sandía


Ingredientes para 4 personas

·         Sandía

·         Bebida de coco

·         Kiwis

·         Lima



Elaboración

1.      Licuar la sandía e incorporar ¾ partes de esta en los moldes llevándolos al congelador durante 3-4 horas.

2.      A continuación incorporamos en los moldes bebida de coco o coco fresco licuado y de nuevo pondremos los moldes en el congelador durante 3 horas más. Finalmente para terminar realizamos un batido de kiwi y zumo de lima que lo añadiremos y dejaremos congelar por otras 3 horas más.


Sugerencias: Para enriquecer los helados caseros  tipo polos con frutas frescas se pueden utilizar en su preparación otros ingredientes  como yogures enriquecidos en nata, helados que tienen como base nata o leche entera, frutos secos en polvo,  chocolate, semillas de chia, bebidas vegetales etc.








Si alguna recetas contiene algún ingrediente que aporte grasa, las personas con FQ e insuficiencia pancreática no deben no olvidar tomar las enzimas pancreáticas”.



jueves, 16 de junio de 2016

BATIDOS HIPERCALÓRICOS

BATIDO DE AGUACATE

425 kcal/Ración           7g Proteínas             27g Grasas                 40g Hidratos


Ingredientes (4 personas):
  • 2 aguacates
  • 4 yogures griegos azucarados
  • el zumo de 4 naranjas
  • 2 hojas de menta
  • 1 cucharada sopera de azúcar moreno

Preparación:

  1. Primero pelamos y troceamos los aguacates en gajos, quitándoles el hueso central.
  2. A continuación ponemos en el vaso de la batidora el aguacate, los yogures, el zumo de naranja, un par de hojas de menta y una cucharada de azúcar. Batimos todo el conjunto hasta obtener un batido homogéneo. Rectificamos de azúcar si lo creemos conveniente.
  3. Reservamos en la nevera unos minutos antes de servir.
  4. Podemos servir con unos cubitos de hielo y será aún más refrescante, también puedes hacerlo granizado agregando hielo en la preparación.


BATIDO DE LECHE CON FRUTOS SECOS

437 kcal/Ración                    14g Proteínas           16g Grasas     61g Hidratos


Ingredientes (1 persona):
  • 250 ml de leche entera
  • 1 manzana o plátano
  • 2 cucharadas de queso fresco batido
  • 2 nueces
  • 1 cucharada de pasas sultanas sin pepitas
  • 2 cucharaditas de azúcar moreno

Preparación:

  1. Se trituran con la batidora primero los frutos secos con un poco de leche. Batir después con la fruta y el resto de leche. Añadir por último el queso y batir ligeramente. Probar para endulzar al gusto y servir frío.